Reseña de su Creación

El nacimiento del GNV en el Perú data del año 2004, cuando el Estado Peruano a través de la participación del MINEM, Produce, MTC, COFIDE y CONAM conforma un grupo de trabajo encargado de diseñar y conducir un marco normativo de promoción que incentive el consumo y masificación del Gas Natural a nivel nacional.

El Sistema de Control de Carga surgió a partir de la necesidad del Estado de controlar el inicio seguro del mercado de GNV.

Por ello mediante DS Nº 006-2005-EM, del 4-2-2005, se aprobó el Reglamento para la instalación y operación de Establecimientos de Venta al Público de Gas Natural Vehicular (GNV), el mismo que en su Capitulo III establece la creación del Sistema de Control de Carga de GNV. (3)

COFIDE participó activamente en el desarrollo de las funcionalidades requeridas para el Sistema de Control de Carga de GNV a fin de que se garantice el cumplimiento de los objetivos señalados, razón por la cual, el Consejo Supervisor, órgano máximo de decisión del Sistema de Control de Carga , nombró a COFIDE como Administrador del Sistema.

COFIDE planteó que la estructura optima para la administración del Sistema de Control de Carga de GNV, se establezca a través de un Fideicomiso. (4)

COFIDE fue nombrado fiduciario del Contrato de Fideicomiso, el cual tiene como nombre comercial “INFOGAS”. Cabe señalar que COFIDE fue el responsable directo del diseño del esquema de administración y control que debía ser implementado.

Por su parte COFIDE, tomando en consideración la oportunidad que generaba la existencia de este sistema informático de control de recaudo el cual estaba bajo su administración y  a través de la estimación de la magnitud de los ahorros que generaba el uso del GNV por parte del mercado potencial en Lima Metropolitana, diseñó el Programa de Financiamiento de Conversión a Gas Natural – COFIGAS, junto con su componente “COFIGAS Vehicular”.

El objetivo  de este Programa consiste en promover activamente el proceso de transformación de las unidades de transporte al uso del GNV, a través del financiamiento de los usuarios potenciales, aplicando para ello la tecnología financiera de los Productos Financieros Estructurados.